martes, 31 de enero de 2012

Métodos naturales para combatir las plagas



Entre el montón de cosas que leo en internet ¡¡¡ya me han avisado que escoja bien dónde busco, ya que hay muchas informaciones erróneas!!! he visto esta página que me ha gustado mucho... ¡indica "trucos de jardinería" muy sencillos! para disuadir a los bichillos -o bichejos- que incordian nuestras hortalizas. Va muy en mi línea: no matar, sí "asustar"... ya os contaré si son efectivos o no, pero no está de más leerlo y cada uno que ponga en práctica los que prefiera...¡Suerte!.



Para deshacerse de las hormigas:

Si tiene muchas hormigas en su jardín, se debe cortar un limón en rodajas o mitades.Luego, se debe exprimir en los lugares de las plantas donde están siendo más atacadas por las hormigas. Para cortar una carretera de hormigas, sólo debe espolvorear sobre ella un poco de canela en polvo.  También se puede espolvorear en los lugares por donde las hormigasinvaden la vivienda.

Para eliminar los ácaros:

Un truco para deshacerse de los ácaros que se encuentran en las plantas consiste en escaldar las pieles de dos cebollas que deben ser luego puestas a hervir en un litro de agua por 10 minutos.  Una vez enfriado, se usa esta preparación para pulverizar las plantas.


Fuera caracoles:

Si desea deshacerse de los caracoles de una forma natural sin necesidad de usar veneno, existen varios trucos de jardinería.  El primero consiste en esparcir arena o gravilla de piedra volcánica alrededor de las plantas, porque los caracoles rehuyen este tipo de material, ya que prefieren caminar sobre suelos húmedos y lisos.  

Otro truco consiste en hacer cercas de plástico o de metal que no se oxida y que tengan los alambres doblados hacia fuera en el borde superior, formando un obstáculo insuperable para los caracoles.  

Si desea recoger fácilmente los caracoles del suelo y de las plantas, el mejor momento de hacerlo es al anochecer o bien a primera hora de la mañana.


Trucos para evitar parásitos de jardín:

Para evitar el uso de antiparasitarios químicos, existe un truco de jardinería en el cual se combina plantas que se protegen mutuamente.  A continuación exponemos algunos ejemplos:

La coliflor y el puerro, el apio o la cebolla.
Las habas y el ajo.
Las zanahorias y el puerro o la cebolla.
Las patatas y el eneldo o el rábano picante.
Las coles o berzas y el tomate, el eneldo, la menta, el tomillo.
El perejil y el tomate.
La lechuga y los rábanos picantes.
El tomate y la albahaca.



Un truco para echar fuera las ratas del jardín consiste en ubicar sus galerías e introducir botellas pequeñas de cerveza vacías, de manera que sólo sobresalga el cuello. Al pasar el aire por la boca de la botella, se produce un sonido aflautado que molesta a los roedores.

Otro truco para obligarles a abandonar nuestro jardín consiste en plantar ajos cuyo olor les resulta desagradable.

No quiero topos:

Para evitar que los topos se conviertan en una plaga en su jardín, debe clavar ramas de saúco en las bocas y galerías de sus madrigueras.

Adiós a los vagabundos:

Un truco para ahuyentar a los animales vagabundos (conejos, liebres, etc.) que atacan a los jardines de las casas ubicadas en los extrarradios urbanos o en el campo consiste en reforzar la cerca del jardín con otra de alambre de malla estrecha y clavada a no menos de 40 centímetros de profundidad en el suelo.

Fuera cochinillas:

Para combatir la presencia de cochinillas en las plantas, se recomienda hacer un repelente casero con media cucharadita de lavaplatos corriente de la cocina y una cucharada de alcohol de quemar en un litro de agua caliente, y pulverizar esta mezcla sobre las plantas.

Otro truco para ahuyentarlas consiste en preparar una infusión de jabón y picadura de tabaco (recuperada de las colillas), que una vez enfriada deberá ser pulverizada sobre las plantas.

En el caso de las palmeras de jardín, se puede expulsar las cochinillas lavando las hojas por ambas caras con agua jabonosa.


Adiós pulgones:

Si tiene pulgones en el jardín, existen varios trucos de jardinería que pueden ayudarlo.  Se puede sembrar, entre las plantas florales, matas de anís y cilantro y entre los rosales, se puede plantar lavanda, ajedrea y ajo.   Todo ello siempre ahuyentará a los pulgones con su olor.

Si el pulgón ha llegado a atacar una planta, se pulverizará a fondo o se regará con una solución de 40 g de alumbre disueltos en un litro de agua, removerá y añadirá nueve litros de agua del grifo.  También se puede disolver un poco de jabón líquido en un litro de agua y agregar un chorro de alcohol de quemar.

Si los pulgones están en las plantas ubicadas en el interior del hogar, se debe escaldar 100 gramos de ortigas secas con tres litros de agua hirviendo y dejar en infusión durante 15 minutos; filtrar y añadir más agua hasta restablecer el volumen de tres litros. Con esta solución, se  pulverizará las plantas una vez al día.  Igualmente, se puede utilizar las sobras del té negro mezcladas con agua la cual debe ser pulverizada en la planta. El té ahuyenta a estos parásitos.

En caso que la planta del interior tuviera una fuerte invasión de pulgones, es necesario sacar la planta al patio y luego colocarla sobre un viejo bote de hojalata donde se quemará dos puñados de colillas de cigarros puros o de cigarrillos, dejando que actúe el humo sobre la planta durante varias horas.  Luego, se lavará a fondo la planta con agua templada. Durante este proceso, se debe mantener los niños y animales alejados, ya que esos vahos concentrados de nicotina podrían resultarles perjudiciales.

Se acabará la mala hierba:

Para eliminar la mala hierba y otras plantas parásitas entre los bancales del jardín, se  puede elaborar una solución salina.   Para ello, se debe disolver en un litro de agua una cucharada bien colmada de bicarbonato sódico y se regará la hierba con dicha solución. Con esto aumenta el pH del suelo (más alcalinidad) y no volverá a crecer la hierba.


Acabe los insectos con plantas:

Existen plantas que, con sus decocciones o infusiones, alejan y combaten los insectos.  De allí que se les llamen insecticidas verdes.  Éstas son:
  • La cola de caballo y la ortiga alejan las arañas rojas
  • La melisa previene contra los ácaros y los mosquitos.
  • El ajo y la mostaza combaten los pulgones.
  • El ajenjo y el reomero son empleados para cualquier tipo de insecto.
  • El eneldo disuada a orugas, gusanos y moscas blancas